MULTIMEDIOS 2 DE ABRIL NOTICIAS DE MONTE CASEROS CORRIENTES 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Noticias
» Volver
30.09.2015 | Nutrición
Siete poderosos frutos rojos que no deben faltar en la mesa
Antioxidantes por excelencia, sus altas propiedades nutricionales los convierten en parte imprescindible de un plan nutricional que privilegie la prevención de enfermedades. Cuáles son.
Una alimentación saludable y completa no puede prescindir de las frutas rojas, verdaderos protectores de la salud y aliados contra el envejecimiento prematuro. Gracias a las sustancias antioxidantes que contienen y a su combinación de nutrientes, hacen que, junto con una adecuada alimentación, prevengan numerosas enfermedades.

A continuación, siete frutos rojos que no deben faltar en un plan alimentario saludable:


- Frutillas: elevado contenido en vitamina C y potasio. Puede intervenir en la prevención de resfríos, estados gripales, celulitis, fragilidad capilar. Ayuda a la eliminación de ácido úrico. Presenta una moderada cantidad de vitaminas del complejo B (niacina, riboflavina), fósforo y calcio. Son bajas en sodio.

- Arándanos: son muy ricos en antioxidantes. Pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cánceres. Ayudan a mejorar la circulación sanguínea y el tratamiento para bajar el colesterol sanguíneo. Proporcionan un efecto antiinflamatorio, especialmente para prevenir infecciones renales. Por la presencia de antocianinas, son útiles para mejorar la visión nocturna. Tienen capacidad de astringencia, por lo cual son un buen recurso en los procesos diarreicos.

Leé también: El cáncer de próstata se previene con buena alimentación

- Grosellas: tiene sabor agridulce y aporta, como todas las frutas en general, hidratos de carbono, fibra, arrastra colesterol sanguíneo, disminuye los triglicéridos. Contiene ácidos grasos omega 3 y 6, minerales como magnesio, zinc, selenio, calcio, hierro, yodo, potasio y fósforo, vitaminas del complejo B, C, D, A y E, polifenoles y antocianinas, poderosos antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro celular y la aparición de enfermedades degenerativas. Son muy diuréticas, y su elevada cantidad de potasio y baja en sodio las convierten en un gran recurso para tratamientos de hipertensión arterial. Es hepatoprotectora por la presencia de vitaminas del complejo B; puede utilizarse en el tratamiento del hígado graso siempre y cuando forme parte de un plan alimentario personalizado.

- Frambuesas: contienen vitamina A y C, potasio, fósforo y calcio. Tienen propiedades laxantes y son diuréticas como todas las frutas. Debido a la presencia de antioxidantes, neutralizan los efectos negativos de los radicales libres y son beneficiosas en los tratamientos de cáncer.

- Moras: aportan hierro vegetal, protegen los vasos sanguíneos, actúan como antibiótico y laxante suave. Debido a la cantidad de fibra, se pueden utilizar como recurso para disminuir el colesterol plasmático, aumentan el colesterol bueno, reducen el riesgo de arteriosclerosis y ayudan en la prevención de las enfermedades cardiovasculares en general. Además, son fuente de vitamina E, de poderosa acción antioxidante.

- Cerezas: contienen betacarotenos, ayudan a evitar la desmineralización ósea debido a su aporte de hierro, calcio y vitamina C y fitoquímicos. Cuando son agrias aportan melatonina y ayudan en el tratamiento del insomnio. Son ricas en antioxidantes, potasio, magnesio y ácido fólico. Son remineralizantes, diuréticas, antireumáticas, antiinflamatorias, y actúan como un laxante suave. Ayuda a mejorar la visión por la presencia de provitamina A, además de aliviar la gota y la artritis.

- Ciruelas: son ricas en vitaminas y en fibra que favorece el tránsito intestinal. La vitamina C, poderoso antioxidante, activa el sistema inmunológico y protege contra estados de resfríos. La vitamina K favorece los procesos metabólicos de los huesos. El potasio que contiene es indispensable para el sistema nervioso, regula el balance entre las células y el fluido extracelular. Tienen efecto laxante por la presencia de sorbitol.

La OMS recomienda el consumo de 5 porciones diarias de verduras y frutas. En particular las frutas rojas juegan un papel muy importante en la salud y el bienestar, pero deber formar parte de un patrón alimentario saludable.

Un estudio científico publicado en la revista "The American Journal Of Clinical Nutrition" destaca la importancia del consumo habitual de estas frutas, debido al aporte de antocianinas y antioxidantes, en la prevención de la hipertensión arterial.

A pesar de los efectos antioxidantes de las frutas rojas, que quede claro: no se deben tomar como mágicas para resolver situaciones patológicas.

La absorción de las antocianinas que tienen estas frutas está aún en estudio. Por lo tanto, no se puede afirmar que los beneficios de una fruta u otro alimento tenga mayor peso de lo que representa una alimentación variada, equilibrada, que siga un lineamiento nutricional adaptado a las características de cada persona.

* Alicia Crocco es Licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Postres Light, Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D, etc.. Conduce y participa activamente en su programa Alimenta Tu Vida, los domingos 20:00 horas. Repetición: martes a las 15:00, jueves 18:00, por Metro; www.alimentatuvida.com.
 
 
 
 
 
 
 
 
Visitante Nº
1368871