MULTIMEDIOS 2 DE ABRIL NOTICIAS DE MONTE CASEROS CORRIENTES 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Noticias
» Volver
26.07.2010 | ¿Democracia o exclusión?
Políticos argentinos adoptan Twitter y prescinden de los periodistas
Cuando los políticos eligen Internet como lugar principal para comentar sus actividades y opiniones, ¿cuál es el trabajo de los periodistas? Este debate comienza a extenderse en Argentina, donde varios políticos han mostrado su adoración por las redes sociales y su desdén por el trabajo de la prensa.
Esta semana, el jefe de gabinete del gobierno argentino, Aníbal Fernández, anunció que responderá preguntas de los ciudadanos a través de una “video entrevista” que será subida el viernes a su blog personal. Las preguntas serán hechas vía Twitter, Facebook y su propio blog.

Si bien las redes sociales facilitan el contacto entre ciudadanos y gobernantes, también sirven de refugio para escapar de las preguntas indiscretas de la prensa. La agencia de noticias española EFE identificó el problema al comentar que “la afición de algunos miembros del gabinete argentino por las redes sociales contrasta con su escaso interés por responder a las preguntas de la prensa, especialmente de los corresponsales extranjeros acreditados en Argentina, que durante años han insistido, sin éxito, en tener un contacto con la presidenta”.

El diario español ABC afirma que en medio de la “twittermanía” que ha enganchado a los políticos argentinos hasta los periodistas están recurriendo a las redes sociales para comunicarse con las autoridades del país. El canciller Héctor Timerman, una estrella en el uso de Internet, utiliza su perfil en Twitter para anunciar sus actividades, viajes y reuniones; analizar las noticias del día; defender al gobierno; criticar a la oposición, y “atacar sin piedad a los periodistas”, como observa ABC. “Lo bueno de Twitter es que se puede debatir sin filtro de los medios. Aquí nadie edita el material”, dijo Timerman en su perfil. “Los ciudadanos preguntando directamente: eso es democratizar la información”, aseguró en otro comentario.

El contacto directo con el público puede, ciertamente, traer beneficios, especialmente en un año preelectoral, como se encarga de recordar el diario ABC. Sin embargo, difícilmente tomará el lugar de un debate nacional más amplio y mediado por la prensa.


 
 
 
 
 
 
 
 
Visitante Nº
1391742