MULTIMEDIOS 2 DE ABRIL NOTICIAS DE MONTE CASEROS CORRIENTES 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Noticias
» Volver
02.04.2012 | EL JOVEN BIOLOGO FINALIZO UN DOCTORADO EN LA UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE
Correntino egresado de “la fábrica de premios Nobel”
Adrián Torres nació en Capital, estudió en Córdoba y ganó la beca César Milstein para ir a formarse al laboratorio inglés donde el científico argentino consagró su carrera. Con su flamante título bajo el brazo, volvió a la ciudad a disfrutar de su familia por unos meses, mientras se prepara para continuar trabajando en Europa.
CECILIA FERNÁNDEZ CASTAÑÓN
ccastanon@el-litoral.com.ar

La fábrica de premios No-bel” se titula el artículo que el diario inglés The Independient publicó en 2009 sobre el Laboratorio de Biología Molecular de la Universidad de Cambridge. En la foto aparece el último ganador de los 14 galardones que cosechó la institución desde 1958. Detrás de él, es-tán sus compañeros de trabajo, entre los que se cuenta Adrián Gabriel Torres, un joven biólogo correntino que se instaló en 2008 en el Reino Unido para realizar sus estudios de doctorado, tras haber obtenido una competitiva beca.
El año pasado. Adrián terminó sus estudios y obtuvo el título de PHD. Luego de haber al-canzado su objetivo, el científico decidió volver a Corrientes a disfrutar de su familia durante algunos meses, mientras estudia propuestas de distintos laboratorios europeos para definir su futuro laboral. Durante su visita, contó a El Litoral su ex-periencia
El flamante doctor de Cam-bridge nació y se crió en Capi-tal, donde hizo sus estudios primarios y secundarios en el colegio Saint Patrick. A la hora de elegir una carrera universitaria, se inclinó por la Biología y se instaló en Córdoba para estudiar. "Siempre estuve interesado en la genética y en el uso de la biotecnología como una he-rramienta terapéutica", cuenta.
En 5 años se recibió de biólogo y decidió empezar a buscar opciones para seguir estudiando en el exterior. "Siempre quise estudiar afuera, particularmente en Europa, pero no hay mu-chas becas que financien el total de los gastos que implica entrar en una Universidad", señala Adrián.
En la búsqueda, se enteró que una fundación escocesa, la Darwin Trust of Edinbourgh, ofrecía la beca César Milstein, en honor al científico argentino que ganó el premio Nobel en 1984 por su trabajo sobre anticuerpos monoclonales. Sólo se otorga una de estas becas por año, exclusivamente a argentinos, que incluyen la posibilidad de estudiar y trabajar en el La-boratorio de Biología Molecular de la Universidad de Cambrid-ge, en Inglaterra.
El correntino presentó todos los requisitos exigidos y fue preseleccionado, junto a otra postulante, egresada de la Universi-dad de Buenos Aires. En marzo de 2007, ambos viajaron a Cam-bridge y tuvieron dos días de en-trevistas, en los que evaluaron sus perfiles. "Allí conocí a Celia Milstein, la mujer de César, con quien todavía mantengo contacto. Ella está involucrada en el proceso de selección y siempre está muy contenta de ver que al laboratorio llegan argentinos con el objetivo de expandir sus conocimiento", cuenta Adrián.
El jurado consideró que la beca de 2008 sería para el biólogo egresado de la Universidad de Córdoba, por lo que en enero de ese año, Adrián viajó para instalarse a estudiar en Europa, tal como se los había propuesto. "Estudiar en Cambridge fue una experiencia increíble. Es una ciudad meramente universitaria, tanto para cuestiones académicas como sociales. Todo está orientado y preparado para los estudiantes. La beca me cubría todos los gastos, desde el alojamiento y los aranceles de la universidad hasta la lavandería y los alimentos", detalla.
El trabajo de Adrián en el Laboratorio se centró en el diseño de compuestos para uso terapéutico. "Trabajé en la inhibición de la función de los ARN, lo que permite regular muchos genes. Esto tiene múltiples aplicaciones en enfermedades hu-manas, como el cáncer. Particu-larmente, tomé modelos relacionados con la hepatitis C y el me-tabolismo de los lípidos", señaló.
El año pasado, con sólo 26 años, el correntino finalizó sus estudios y egresó con el título de Phd en Biología Molecular. "Me ofrecieron puestos de trabajo en Inglaterra e Israel, pero decidí tomarme unos meses para po-der volver y estar con mi familia", comenta.
Ahora está instalado en Co-rrientes, pero no por mucho tiempo, ya que está haciendo planes para regresar a Europa. "La idea es buscar una posición postdoctoral en un laboratorio. Quiero cambiar el área de investigación y avanzar en el área del uso de células madres para el tratamiento del cáncer", adelantó.
Con respecto a las posibilidades de trabajo en Argentina y los planes de incentivo que se pusieron en marcha hace algunos años para repatriar a los científicos que emigraron, Adrián considera que se están haciendo grandes avances. "Es muy bueno que haya un Minis-terio de Ciencia en Argentina, fue una noticia que nos alegró mucho a los que estábamos afuera. Sé de gente que está involucrada en estas becas del Conicet y tuvo la oportunidad de volver. Es evidente que hay una evolución, pero todavía es-tamos muy lejos de lo que se hace en el extranjero. El trabajo que me llevó 4 años en Cam-bridge, acá lo hubiera completado en 10 años. Estoy soltero y tengo la posibilidad de elegir, así que por ahora pienso seguir en Europa, pero no descarto en un futuro volver a Argentina", concluyó.
 
 
 
 
 
 
 
 
Visitante Nº
1391899