MULTIMEDIOS 2 DE ABRIL NOTICIAS DE MONTE CASEROS CORRIENTES 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Noticias
» Volver
30.10.2012 | Un MonteCasereño en la Antartida
SEBASTIAN AGUIRRE DESDE LA ANTÁRTIDA
Hola Daniel....te escribo desde Base Carlini (ex Base Jubany) Antártida, para contar un poco de lo que se vive acá, y que a través de tu medio la gente de Monte Caseros sepa que en estas latitudes hay casereños, que en el anonimato, están prestando servicio a la patria a más de 4000 Km. de sus hogares, hace ya mas de 9 o 10 meses según los casos.
Hasta donde se, somos tres los casereños en la Antártida: un meteorólogo de Fuerza Aérea en Base Orcadas, un mecánico de Ejercito en Base Esperanza, y yo; los tres estamos cumpliendo campaña anual...

En mi caso me encuentro cumpliendo campaña anual invernal desde enero, me desempeño en esta Base como meteorólogo de Fuerza Aérea, de vez en cuando alcanzo a escuchar tu programa. Digo de vez en cuando porque las limitaciones en cuanto a las comunicaciones son muchas en estas latitudes, debido a que no existen tendidos de fibra óptica, por lo cual todo es satelital, y lo complica el clima hostil, entre nevadas de hasta un metro y vientos que superan los 120 km/h. Como anécdota este año en Base Esperanza se registraron vientos de 100 nudos (183 km/h).

La vida es bastante dura, debido al clima que es muy hostil, pero no lo suficiente como para quebrar los ánimos de los más de 150 argentinos entre hombres, mujeres y niños antárticos (digo niños, porque en Base Esperanza es la única de las 6 bases antárticas argentinas de dotación permanente que alberga familias con niños) que nos encontramos aquí.

La vida también es atípica ya que por ejemplo: no se utiliza el dinero. En muchas bases se debe “hacer agua” (básicamente derretir hielo), para el consumo en general; ésta tarea demanda mucho esfuerzo físico y combustible, lo que eleva aun mas su valor como bien preciado. El sol “brilla por su ausencia” debido que en promedio el 80% de los días del año el cielo esta nublado, sin contar que de 3 a 6 meses, según la latitud en la que se encuentre la base, el sol no asoma, dándose a llamar a tal fenómeno “noche polar”. Cabe agregar que a pesar de la oscuridad y el mal tiempo (vientos de velocidades que te nombre antes y temperaturas entre los -20 °C y -50 °C de sensación térmica) las tareas diarias de mantenimiento se realizan con la misma dedicación y ahínco.

Cosa muy importante es el desarraigo terrible que se sufre al estar separados por tanto tiempo de nuestras familias, contando como único contacto el de las videollamadas.

Bueno Daniel esto es un pequeño pantallazo de mi experiencia en la Antártida, espero te interese, y además, que los demás casereños puedan contar las suyas también…si te interesa te hago contacto con ellos…

Ahhhh adjunto algunas fotos...
 
 
 
 
 
 
 
 
Visitante Nº
1391893